domingo, 15 de mayo de 2016

EL MACIZO HESPÉRICO (I): Franz Lotze


Zonación de Lotze del Macizo Ibérico. Lotze distinguía también una Zona Lusitánico-Alcúdica.


El Macizo Ibérico o Hespérico es el núcleo precámbrico y paleozoico, afectado por la orogenia hercínica o varisca, de la Península Ibérica. Comprende algo más de un tercio de la península. Pertenecen al Macizo, Galicia, la mayor parte de Portugal ,  partes de Cantabria, Asturias y León, así como Sierra Morena (Norte de Andalucía), Extremadura y  parte del Algarve. En Portugal, sólo no pertenecen a este Macizo las zonas de los estuarios del Sado (Setúbal) y Tajo (Lisboa), así como las sierras calcáreas cercanas a Fátima y las zonas volcánicas de Sintra y Mafra.
Se formó entre el devónico y el carbonífero, al chocar Gondwana con Laurusia (también llamada Euramérica, formada por la unión de Laurentia y Báltica en la orogenia caledoniana, del Paleozoico Inferior) al formarse Pangea. El orógeno asturiano se continúa con el macizo armoricano francés, del que se separó al formarse el Golfo de Vizcaya, por un giro contrario a las agujas del reloj del Macizo Hespérico.
Geologic map Armorican Massif EN.svg
Macizo Armoricano (Bretaña). Fuente: De Woudloper - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6088890

Tras romperse el Pangea con la apertura del Atlántico y del Mar de Tetis, el Macizo, núcleo principal de la Placa Ibérica, se independizó.
Los relieves principales del Macizo Hespérico los produjo la orogenia alpina (Cenozoico).

El nombre de Macizo Hespérico viene del Jardín de las Hespérides, localizado a orillas del Océano (Atlántico) que rodeaba el mundo conocido de los griegos. En la mitología griega, Océano era un titán, hijo de Urano y Gea, que gobernaba en el Mar Océano, mientras que Poseidón reinaba en las aguas mediterráneas.

Hércules robando las manzanas doradas de la inmortalidad del Jardín de las Hespérides

El Macizo Ibérico fue estudiado y dividido en zona por el gran geólogo alemán Franz Lotze (1903-71). En 1926, durante la Dictadura de Primo de Rivera, se celebró en España el XIV Congreso Internacional de Geología, como consecuencia del cual el prestigioso geólogo alemán Stille envió a España a Lotze a estudiar su geología. Con el doctorado recién obtenido, vino a España con el objetivo de estudiar la estratigrafía y tectónica de las cadenas celtibéricas, siendo el primero en descubrir la existencia de fósiles en el Cámbrico inferior español, basándose en los trilobites de las dolomías de Ribota (parte oriental de la provincia de Segovia). Tras sus trabajos sobre la geología española y de una monografía de más de1.000 páginas sobre los yacimientos salinos de todo el mundo, obtuvo en 1935, de la mano de u maestro, una plaza de profesor de geología en la Universidad Humboldt, de Berlín, donde no obtuvo la cátedra tal vez debido a que sus fuertes convicciones católicas le hacía discordar con el Nacionalsocialismo imperante.
 

Sin embargo, Lotze juega un papel en la ayuda alemana a la España nacional, ya que se encontraba en la zona nacional desde marzo de 1937, estudiando yacimientos minerales de esta zona y del Protectorado marroquí. En 1937 encontró yacimientos de trilobites cámbricos en Sierra Morena occidental, muy cerca de las líneas de combate.
 En marrón, Zona Nacional hasta septiembre de 1937.
En marzo de 1938, acabado su contrato en Berlín, va a Bilbao, donde es nombrado Director del departamento geológico de Montana, la empresa fundada por Göring para exportar minerales y metales estratégicos, como el wolframio, a Alemania, como contrapartida por el apoyo alemán a Franco., a la que pertenecían una docena de geólogos alemanes, además de ingenieros de minas españoles y alemanes. Montana se diversificó en varias compañías regionales, como la Compañía Minera Montañas del Sur, con sede en Sevilla. Montana cesó sus trabajos en 1941, otorgándosele  en 1942 la Cruz de Caballero de la Orden de Isabel la Católica, en reconocimiento a sus estudios de la geología hispánica.
Resultado de sus investigaciones, Lotze fue el primero en proponer que el plutonismo y metamorfismo del Macizo ibérico era resultado exclusivo de la orogenia hercínica, en contra de lo que se creía hasta entonces (que era un núcleo arcaico).
Tras su regreso a Alemania, fue nombrado Director del Servicio Geológico austríaco, perdiendo gran parte de su trabajo sobre la geología astur-cantábrica al salir precipitadamente de Viena, con la llegada de las tropas soviéticas.
En 1948 consiguó la cátedra de Geología y Paleontología (que no había conseguido bajo el régimen hitleriano) en Munster (Westfalia), reanudando sus estudios en España cuatro años más tarde, con nuevos estudios en la zona d Sierra Morena. En 1961 escribió una obra, traducida al español en 1969, con el título de  El Cámbrico de España.


Bibliografía: Homenaje a Franz Lotze


No hay comentarios:

Publicar un comentario