viernes, 29 de junio de 2018

LA CIENCIA DE LA EVOLUCIÓN HUMANA Y LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

Me ha llegado el último número de la revista de la AEPECT, y me encuentro con un artículo de dos profesoras sobre la visión androcéntrica de la evolución humana (aun no está en la web de la asociación).
El artículo es interesante, hace reflexionar, pero, desde nuestra opinión, se suma a la moda de lo políticamente correcto, concretamente a la ideología de género, forzando la realidad, tanto en la evolución humana (donde deja caer que las mujeres primitivas también eras cazadoras y no sólo recolectoras) como en la ciencia, donde se suma a la corriente que dice que las mujeres han contribuido, al mismo nivel que los hombres, en el avance de la ciencia (lo cual es incongruente con el hecho, denunciado por las feministas, de que las mujeres siempre han estado marginadas).

Resultado de imagen de evolución del ser humano
Como se ve en esta imagen, parte de razón tienen las autoras del artículo. Al teclear en google imágenes "evolución del ser humano" todas las imágenes que salen son como esta. Acaban, como producto final superior, en un hombre (macho) blanco (androcentrismo y eurocentrismo en una misma imagen). Al teclear en el mismo buscador "evolución de los africanos" no encontramos ninguna imagen similar.
Al buscar "evolución de la mujer" nos encontramos con alguna, pero muy pocas, imágenes como la siguiente:
Resultado de imagen de evolución de la mujer

Sí, es cierto, que la Ciencia occidental la han hecho principalmente hombres blancos, que han prestado poca atención a la mujer o a la diversidad genética humana, comenzando por Aristóteles y terminando con Darwin, del que se exponen comentarios machistas en el referido artículo, pasando por la escolástica y por el defensor de Darwin, Haeckel, y todos los darwinistas sociales.

Sin embargo, el cuestionamiento de los roles en los grupos humanos primitivos es bastante discutible. Habría que investigar más en primatología, pero la mayor parte de estudios etnográficos y antropológicos muestran que los cazadores primitivos son casi siempre hombres:

Resultado de imagen de cazadores papua Cazadores-guerreros de Papúa.

Resultado de imagen de yanomami
Cazador yanomami

Resultado de imagen de bosquimano Cazador bosquimano

Resultado de imagen de pigmeos
Cazadores pigmeos

Por otra parte, dice que en la serie, que se puede encontrar en youtube, "La Odisea de la Especie", cuya versión española fue supervisada por Arsuaga, se presenta a una Lucy (Australopithecus afarensis) sumisa y seductora, y a unas hembras Homo con papeles poco activos en la evolución cultural humana. Por otro lado, critican que la serie diga que no hay pruebas de hibridaciones entre humanos de diferentes "especies". Hay que recordar que la secuenciación del genoma neandertal por Svante Pääbo, fue posterior a esta serie.

Transcribo un fragmento del cap. I ("Los albores del pensamiento") del libro de Jesús Mosterín "El pensamiento arcaico" de su serie de Historia de la Filosofía, publicada por Alianza Editorial en 1983: "Si los homínidos prehumanos lograron sobrevivir a los múltiples peligros que les acechaban, tener éxito en la caza y sacar adelante sus crías, ello se debió no solamente a sus inttrumentos materilaes, sino a su sociabilidad. Las crías nunca estaban solas sino siempre protegidas por sus madres, que no necesitaban abandonarlas momentáneamente para ir a recolectar o cazar, pues los hombres lo hacían por ellas y les traían el alimento necesario. La permanente sexualidad de los homínidos prehumanos era un poderoso lazo que impedía que los machos viviesen por su propia cuenta, alejados de las hembras. El impulso sexual los atraía continuamente al campamento-base. Este modo de vida dio lugar más tarde a la temprana división sexual del trabajo. Las hembras permanecían en el hogar o campamento-base, con las crías, recolectando las semillas, fruots, bayas, hojas y tubérculos comestibles de los alrededores, mientras los machos realizaban expediciones de caza en busca  de sus presas ... Las crías relativamente bien alimentadas y siempre protegidas, lograban sobrevivir."

Y otro del cap. II ("El pleistoceno superior"): "Los humanes del Paleolítico Superior vivían de la recolección y de la caza. Seguramente su modo de vida no difería del de los cazadores-recolectores de nuestro siglo ... Los etnólogos que han estudiado la vida de estos pueblos han contatado una serie de uniformidades que, probablemente, también se dabn entre los cazadores y recolectores prehistóricos... Normalmente, se da la división sexual del trabajo: las mujeres recolectan los frutos, tubérculos y otros alimentos d eoriegen vegetal, así como lagartos y otros anumaluchos, mientras los hombres tratan de cazar animales más grandes".

No se puede decir que Mosterín sea un filósofo machista cuando emplea la palabra humanes para referirse a cualquier miembro de la especie humana, ni eurocéntrico cuando en su Historia de la Filosofía incluye deliberadamente el pensamiento mesopotámico, hindú o chino.

Por último, decir que las mujeres son protagonistas en el libro "Las siete hijas de Eva", en la hipótesis de la Eva Mitocondrial, así como grandes paleontólogas como Mary Leakey, descubridora de las huellas de Laetoli y estudiosa, junto a su marido, de los fósiles de homínidos de la Garganta de Olduvai, así como las tres grandes primatólogas:
Dian Fossey, de los gorilas de montaña, Jane Goodall, de los chimpancés, y Biruté Galdikas, de los orangutanes, así como numerosas primatólogas españolas.

jueves, 1 de febrero de 2018

CRONOLOGÍA DE LA ECOLOGÍA

Siglo XVIII. El gran taxónomo sueco Carlos Linneo , de la Universidad de Upsala,escribió un discurso titulado Discurso sobre el crecimiento de la Tierra habitable donde nos habla de su concepto de Economía de la Naturaleza, describiéndonos la naturaleza como algo altamente jerarquizado y organizado (por Dios), donde unos fenómenos están encadenados unos a otros. Además se le puede considerar como el padre del estudio de la biodiversidad. 

1805. El naturalista prusiano Alexander von Humboldt, en su  Essai sur la géographie des plantes da el nombre de Geografía de las Plantas (Fitogeografía o Geobotánica) a la ciencia que considera las plantas en función de su asociación local en los diferentes climas. Crea el término "asociación vegetal".

1809. Lamarck publica Philosophie zoologique, ou, Exposition des considérations relative à l'histoire naturelle des animaux , donde hace una clara alusión a la adaptación de los organismos a su medio.

1822. El botánico danés Schouw crea un método para designar las asociaciones vegetales, añadiendo la terminación -etum al género de la especie dominante. P.ej. Quercetum designaría tanto a un encinar como a un robledal o a un alcornocal.

1828. El botánico alemán Karl Sprengel estableció la Ley de los mínimos o de los factores limitantes en relación con la nutrición vegetal. Esta ley fue popularizada años más tarde por el químico orgánico alemán Justus von Liebig, por lo que se le suele atribuir a éste-

1832. Charles Lyell publica su Principles of Geology donde no sólo habla de Geología sino también de Biología, hablando explicítamente de la economía de la naturaleza. Esta obra influiría poderosamente en Darwin. En este libro de geología, se habla mucho de biogeografía.

1838. El médico y geobotánico alemán August Grisebach, que sería director del Jardín Botánico de Gotinga (Baja Sajonia) crea el concepto de formación fitogeográfica para referierse a un grupo de plantas que presentan un carácter fisionómico definido (p.ej. una pradera). Su concepto, aunque parcialmente florístico, es sobre todo fisionómico.

1847. El franco-alsaciano Jules Turmann,geólogo y botánico, publicó Système de géographie botanique, donde relacionaba la vegetación con las características del suelo.

1859. Charles Darwin publica El origen de las especies donde defiende que la lucha por la existencia.


1863. El botánico austríaco Anton Kerner von Marilaun, en su Das Pflanzenleben der Donauländer clasifica las asociaciones vegetales del Danubio no en función del medio sino de la propia vegetación, es decir, teniendo en cuenta las características fisionómicas y la composición florística.

1866. El biólogo darwinista alemán Ernst Haeckel en su obra Generelle Morphologie der Organismen : allgemeine Grundzüge der organischen Formen-Wissenschaft, mechanisch begründet durch die von Charles Darwin reformirte Descendenz-Theorie crea la oekologie como la ciencia de la "economía, del modo de vida, de las relaciones vitales externas de los organismos, etc." y, significa, literalmente; ciencia del "hábitat", del griego  οἶκος, casa. En este libro, Haeckel hace una descripción completa del mundo inorgánico y orgánico, desde un punto de vista evolutivo, identificando las bases biológicas de las desigualdades sociales, adoptando una posición anti-igualitaria y anti-cristiana, que ha llevado a algunos a verle como un precursor del nacionalsocialismo (a pesar del carácter pacifista de su asociación monista). 

1868. El entomólogo estadounidense nacido en Inglaterra Charles Valentine Riley fue nombrado entomólogo del estado de Missouri (al SO de Illinois). Es el creador de la moderna lucha o control biológico de las plagas. Este control, se remonta al siglo IV en China, cuando a junto a los cítricos se vendían una hormigas anaranjadas que evitaban la proliferación de plagas sobre ellos, como queda reflejado en el libro Nanfang Caomu Zhuang" (南方草木狀 Plantas de las regiones del sur) del botánico chino Ji Han (嵇含, 263–307).

 Haeckel describe en su obra  
Natürliche Schöpfungsgeschicht (Historia Natural de la Creación, disponible en línea) la ecología como la ciencia que estudia la distribución geográfica de los organismos , o como el estudio de los seres vivos en relación con el medio que los rodea.

1869. Haeckel incluye una visión darwinista en la definición de ecología: "la ecología es el estudio de las relaciones complejas. a las que la Tradición de Investigación (en el sentido que le da el filósofo de la ciencia, Larry Laudan) biológica que había comenzado con Linneo (biólogo fijista), Lyell (geólogo que defendía el fijismo biológico pero una evolución uniforme de la geología de la superficie terrestre) y Darwin (naturalista evolucionista). Todos ellos compartían el marco científico-ideológico de la Economía de la Naturaleza.

1872. Grisebach en su Die Vegetation der Erde descubre más de 60 formas de crecimiento en las plantas.

1875. El botánico alemán Carl G. Oscar Drude, asistente de Grisebach en la Universidad de Gotinga, crea junto a Grisebach el siguiente mapa de las regiones biogeograficas. Drude, uno de los fundadores de la ecología vegetal, identificó 14 formaciones vegetales en los bosques de Alemania.
File:Griesebach and Drude.jpg
El geólogo austríaco Eduard Suess acuñó el término biosfera.

1877. El biólogo alemán Karl Möbius creó el término biocenosis para lo que el danés Eugene Warming (pre-ecólogo para el autor francés Pascal Ascot, autor de una "Historia de la Ecología", padre de la ecología según la wikipedia) llamó comunidades.


1880. El entomólogo y limnólogo del Laboratorio Estatal de Historia Natural de Illinois, Stephen Alfred Forbes publicó un artículo en el Boletín de dicho laboratorio (en el que también trabajaba McMillan) titulado On some interactions of organisms donde habla   de la interdependencia entre mutua entre los grupos orgánicos.

1881. El etnólogo y zoólogo alemán Karl Semper esboza su teoría de la pirámide ecológica de las cantidades (posteriormente conocida como pirámide de Elton) según la cual 1.000 plantas sólo podrían alimentar a 100 herbívoros y éstos a 10 carnívoros. Es decir, establece la famosa Regla del 10%, atribuida habitualmente a Lindeman.

  1882. El botánico finés Ragnar Hult, fundador de la Escuela de Upsala (escuela fitosociológica) publica Försök till analytisk behandling af växtformationerna (Intento de un tratamiento analítico de las comunidades vegetales). Detecta 45 formaciones vegetales en el norte de Finlandia.

1885. La palabra Oekologie aparece por 1ª vez en el subtítulo de un libro, que trataba de Geobotánica: Die konsolidation der Physiognomik als versuch einer Oekologie der Gewaechse

 ("La consolidacion de la Fisionomía como una aproximación a la Ecología de las Plantas") del austríaco H. Reiter, publicado en Graz (Austria).  En este libro, Rieter intenta mantener la tradición fisionómica.

1887. Forbes crea el concepto de microcosmo para referirse a un lago: "un pequeño universo en sí mismo".

1889. Gran éxito del control biológico de plagas de Riley al acabar con la plaga de cochinilla australiana que asolaba a los cítricos californianos. 

1892. Eugen Warming, botánico danés, publica un estudio sobre la ecología y formaciones vegetales del Cerrado del Centro-Oeste brasileño, concretamente de Lagoa Santa (famosa por haberse encontrado allí un paleoindio con 12.000 años de antigüedad).

El médico y ecólogo suiza François Alphonse Forel crea la Limnología al comenzar a publicar sus estudios sobre el Lago Leman.

1894. El botánico oficial del estado de Minnesota (al igual que los geólogos estatales su misión era inventariar las riquezas naturales para la conquista de la naturaleza americana), Conway McMillan  orienta sus investigaciones hacia un estudio dinámico de la vegetación.


El biólogo católico inglés St George Jackson Mivart  acuñó el término “Hexicologia” (del griego  ἕξις (héxis, “state or habit”) + -ología) y lo definió como el estudio de las relaciones existentes entre los organismos y su medio, considerando la naturaleza de la localidad que habitan, la temperatura e iluminación y sus relaciones con otros organismos como enemigos, rivales o benefactores accidentales o involuntarios. Este término no pudo competir con el de ecología. De los dos términos con el mismo nicho científico, Ecología eliminó por exclusión competitiva a Hexicología.
   1895. Warming publica, en danés, el primer libro que lleva un derivado de oekologie en su título: Gundträk af den Ökologiske plantegeografie ("Libro de texto de Fitogeografía ecológica").

1896. Se publica la traducción al alemán del libro de Warming: Lehrbuch der Oekologischen Pflanzengeographie.


El botánico polaco Jósef Paczoski acuñó el término Fitosociología. Posteriormente crearía la primera escuela de fitosociología en Poznan (Polonia).

1897. El botánico de la Universidad de Chicago en Illinois, Henry C. Cowles, publicó su tesis doctoral sobre la sucesión de las dunas litorales, con un impacto mundial.


1901. Cowles publica un estudio teórico de gran importancia: The physiographic ecology of Chicago and its vicinity; a study of the origin, development and clasiffication of plant societies. Tras este artículo se formó la "Escuela de Chicago" (nada que ver con la otra "Escuela de Chicago", la de la economía neoliberal de Milton Friedmann), con ecólogos vegetales de la talla de McMillan o Davenport. Hubo otra famosa Escuela de Chicago, esta de Sociología, liderada por Park, que, entre otras líneas de investigación, trató de aplicar la ecología naciente a la sociología urbana, con escaso éxito, naciendo así la Ecología Urbana, que tiene más de sociología que de ecología.


1901. El francés Charles Flauhault publicó La nomenclature en géographie botanique en los Anales de Geografía. Flauhault había ampliado estudios en la Universidad de Upsala, junto al famoso botánico y ecólogo vegetal francés Gaston Bonnier (famoso entre los estudiantes de Biología por sus claves dicotómicas de la flora francesa, utilizadas incluso en España). Sin embargo, Flauhault es más conocido por haber sido el profesor de Braun-Blanquet en Montpellier. Éste fue el fitosociógo más influyente.

1902. Nace en Londres la revista The New Phytologist, a British Botanical Journal.

1904. Se crea el British Vegetation Committee (BVC).

El zoólogo estadounidense Joseph Grinnell estableció el principio de exclusión competitiva, habitualmente atribuido al ruso Gause.

1905. Aparece la obra más famosa del ecólogo estadounidense Frederick Clements, profesor de Botánica en la universidades de Nebraska y Minnesota: Research methods in ecology, Libro que se sitúa en la historia dela ecología al mismo nivel que el de Warming, es un libro teórico, didáctico y práctico, con más de 60 páginas dedicadas a instrumentos que el propio Clements inventó, perfeccionó o adaptó a la investigación ecológica. Sus técnicas y métodos implican un enfoque dinámico, ya que la mayor parte de la obra ecológica de Clements trata de las sucesiones.
También aparece un artículo de Charles C. Adams, zoólogo del museo de la Universidad de Michigan: The postgalcial dispersal of american biota, en el Biological Bulletin of the Marine Biological Laboratory, del que se deduce que la biota del bosque europeo es tres veces menos rica que la del bosque norteamericano por la diferente dirección de las cordilleras.

1907. Un zoólogo de la Universidad de Chicago, V. E. Sheldorf, publicó  en el mismo boletín en el que había publicado Adams dos años antes una nota muy importante en la ecología de las sucesiones: Preliminary note to the distribution of the tiger beetles (Cicindela) and its relation to the plan succesion. De dicho artículo emerge el concepto de equivalencia ecológica, muy relacionado con el que, años después, Elton designaría como nicho ecológico. Como se ve, tres estados junto a los Grandes Lagos: MInnesota, Illinois y Michigan, y sus ecólogos estuvieron en el grupo de vanguardia de la revolución científica en ecología.

1908. El profesor F. Dahl, del Parque Zoológico de Berlín, crea el término biotopo para referirse al conjunto de factores ambientales a los que se refería Haeckel cuando en 1866 definió la ecología.


1909. Se publica la traducción aumentada en inglés del libro de Warming: Oecology of Plants.


1911. Sheldorf proclama que la ecología "es una de las pocas ciencias biológicas donde la predicción es posible".

1913. Sheldorf publica Animal communities in temperate America. Adams publica Guide to the study of animal ecology. Ambas obras constituyen una síntesis de los estudios que se venían haciendo por los ecólogos del NE estadounidense. La obra de Adams tiene un enfoque didáctico, lo que nos muestra que la ecología comienza a profesionalizarse.

El BVC se transforma en la British Ecological Society.

1916. Clements publica otra obra muy importante, que se desarrolla las líneas de investigación de su libro de 1905: Plant succession. An analysis of the development of vegetation, donde introduce el concepto de bioma.


Se funda en EE UU la Ecological Society of America.

1920. La revista estadounidense Plant World se transforma en Ecology.

1925. El botánico suizo Josias Braun-Blanquet publicó su Vocabularie de Sociologie vegétale.

El matemático estadounidense de origen polaco Alfred Lotka publicó su libro de biomatemáticas Elements of Physical Biology, donde describía matemáticamante las relaciones predador-presa a partir de las ecuaciones logísticas de Verhulst (matemático belga).
  1926. El científico estonio-alemán Jakob von UexKüll, en su libro de Biología teórica define el término alemán Umwelt como el ambiente que rodea a un organismo. Este concepto tiene una aplicación en ecología y, además, está en la base de la etología. Fue unode los primeros científicos en aplicar conceptos cibernéticos (aun antes de la creación de la ciencia cibernética) a la biología.

El científico ruso Vladímir Ivánovich Vernadski Влади́мир Ива́нович Верна́дский) publicó en ruso su libro La biosfera donde presenta la vida como una fuerza geológica que da forma a la Tierra. La traducción inglesa llegaría décadas después.

El matemático judeo-italiano Vito Volterra , a instancias del novio de su hija, el famoso zoólogo marino Umberto D´Ancona, escribió un artículo que llegaba a las mismas conclusiones que Lotka: Variazioni e fluttuazioni del numero d'individui in specie animali conviventi. Volterra llegó a su modelo independientemente de Lotka.

1927. El ecólogo inglés Charles Elton publica su famosísima obra Animal ecology, donde introduce los conceptos de cadena trófica, nicho ecológico y pirámide de números.

1928. Braun-Blanquet publica su obra principal: Pflanzensoziologie, Grundzüge der Vegetationskunde (Sociología vegetal: Fundamentos de la Ciencia de la Vegetación), compendio teórico y metodológico utilizado hasta el día de hoy por los fitosociólogos. En este manual, para designar una asociación, se utiliza la especie caracterísitca (Characterpflanzen), la más constante de una agrupación. Para nombrar una asociación utiliza la terminación -etum sobre el nombre genérico más el genitivo específico. p.ej. una asociación caracterizada por Cyperus flavescens, se llamará Cyperetum flavescentis.

El fitosociólogo ruso Vladimir Sukachov publicó Principles of classification of the spruce (piceas) communities of European Russia  en J. Ecology, que siguiendo la tradición de la escuela de Chicago establece series ecológico-edáficas o ecológico-climáticas. Sukachov había sido discípulo de Dokouchaev, el fundador de la edafología, en el Instituto Imperial Forestal de San Petersburgo

1930. El botánico y ecólogo sudafricano J.F.V. Philips publicó un artículo en Ecology , titulado The application of ecological research to the tsestse (Glossina spp.) problem in Tanganyka territory donde presenta un estudio completo de los problemas ecológicos que presenta la trippanosomiasis (enfermedad del sueño).

El ecólogo ruso Georgii Frantsevich Gause popularizó el Principio de Exclusión Competitiva, que hoy lleva su nombre, mediante experimentos con paramecios, verificando así los trabajos teóricos de Lotka y Volterra relativos a la competencia interespecífica.

1935. Se inscribe la ecología por primera vez en un Congreso Internacional de Zoología, en Lisboa.

El botánico inglés Arthur Tansley creó el concepto de ecosistema como «la unidad fundamental ecológica constituida por la interrelación entre una biocenosis y un biotopo», en un artículo titulado Use and abuse of vegetational concepts and terms.

1940. El limnólogo estadounidense Chancey Juday publicó un artículo en Ecology (Annual energy budget in a inland lake) donde por primera vez se utilizaba una misma unidad energética (la caloría) para medir la energía de los factores abióticos y de los bióticos. Este enfoque tomado de la Física se continuará con las interpretaciones termodinámicas y cibernéticas de los ecosistemas. Juday fundó una escuela de limnología de la Universidad de Wisconsin, en el Lago Mendota.

1942. Tras la muerte del ecólogo de la Universidad de Minnesota Raymond Lindeman, se publicó en Ecology un artículo póstumo en el que establecía la ley del 10% (lo que dice esta regla del 10% ya lo expuso Semper en 1881, sólo que en términos de nº de individuos; el mérito de Lindeman fue hacerlo en términos de energía almacenada en la biomasa). En este mismo artículo (The trophic-dynamic aspect of ecology) establecía un nuevo concepto de ecosistema, concibiéndolo como una totalidad. La trayectoria de Lindeman sigue la tradición materialista-mecanicista iniciada con Descartes, contribuyendo a anclar la ecología en la ciencia reduccionista o analítica. Las conclusiones deLindeman permitirán importantes avances en ecología, tras publicarse los trabajos de Schrodinger y de Wiener.

1944. El físico cuántico austríaco Erwin Schrodinger publicó What´s life?, donde sentaba las bases de la termodinámica de los seres vivos. Dada la influencia del organicismo en la época, se pasó a considerar, que todo ecosistema se comporta, termodinámicamente, como un organismo vivo.

1946. El ecólogo de Yale (Connecticut), G. E. Hutchinson, publicó un artículo (Circular Causal Systems in Ecology), donde enfatizaba temas que irían a dominar la ecología norteamericana en los siguientes años. Entre los estudiantes de Hutchinson, estaban grandes ecólogos, que siguiendo a Hutchinson, aplicaron las matemáticas a la ecología, como Lindeman o H. T. Odum. También el otro Odum, Eugene, hermano mayor del anterior, fue discípulo de Hutchinson.

1948. El matemático estadounidense, hijo de judíos de Europa del Este, Norbert Wiener publicó Cibernetics, que rápidamente se aplicaría a la ecología. Aunque no fue el primero en usar la expresión feed-back o retroaliamentación, sí contribuyó a su mejor definición. El ingeniero estadounidense Claude Shannon publicó su «A mathematical theory of communication», en la que se establece la teoría de la información, que posteriormente, el ecólogo español Ramón Margalef aplicaría a la ecología.
Macfayden publica un artículo en The Journal of Animal Ecology donde profundiza en el concepto de productividad en los ecosistemas, siguiendo las líneas trazadas por Lindeman: The meaning of productivity in biological systems.

1951. El matemático estadounidense John Nash publicó "Non-cooperative Games"
La teoría de juegos también se aplicaría más tarde a la ecología.

1953. El ornitólogo Eugene P. Odum publica el manual Fundamentals of ecology, utilizado por alumnos de Biología d etodo el mundo hasta hoy. Su hermano, Howard T. Odum se ocupó de la descripción de los flujos de materia y energía, así como de la ecología humana.

  1957. George Evelyn Hutchinson, limnólogo anglo-estadounidense, y profesor de Lindeman en Yale, publicó su obra Treatise on limnology, en 4 tomos.

1959. La California Agricultural Experiment Station

1958. El ecólogo español Ramón Margalef aplicó la teoría de la información de Shannon a la ecología, creando un índice, que lleva su apellido, de biodiversidad para los ecosistemas y tiene la siguiente expresión I=(s-1)/Ln N, donde I es la biodiversidad, s es el número de especies presentes, y N es el número total de individuos encontrados (pertenecientes a todas las especies).  El artículo se llamaba Information theory in ecology y fue publicado.General Systematics.

1959. La California Agricultural Experiment Station publica en su revista Hildegardia: The integrated control concept, donde se define el concepto de control integrado de plagas o lucha biológica.

1971. Se publica el primer manual de Matemáticas para ecólogos (Mathematics for ecologists) de I. Chaston, mostrando el grado de matematización que había alcanzado esta ciencia, tras los estudios de LotKa, Volterra, Hutchinson y T. H. Odum.

1980. Margalef publicó: La biosfera, entre la termodinámica y el juego.

1981. El ecólogo Fernando González Bernáldez , 2º catedrático de ecología en España y pionero de la ecología terrestre española, publicó Ecología y paisaje.

2005. Se otorga en España, por primera vez el Premio Ramón Margalef, que hasta ahora ha recaído en 8 estadounidenses y 4 de otras nacionalidades (británica, francesa, chilena y argentina).


  Timeline de Ecología a través del tiempo

Monumental historia de las ciencias ecológicas de Frank Egerton

.

martes, 19 de diciembre de 2017

LA CIENCIA ESPAÑOLA MARGINADA POR LOS POLÍTICOS

Un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncologicas protesta hace unos días contra los próximos 60 despidos.
foto en La ciencia merece en España algo más que excusas (elpais.com)

La ciencia española se hunde, los científicos tienen que emigrar y el gobierno del PP mira para otro lado. Sin ciencia no hay futuro; sólo con-ciencia habrá futuro para los españoles, más allá del ladrillo y del turismo masivo.

5 veces en que el gobierno no dijo la verdad sobre la ciencia : este y muchos más artículos sobre el tema d ela marginación nos encontramos en https://elpais.com/elpais/ciencia.html.

La empobrecida ciencia española

Esperanzas para la ciencia en España con el ministro-astronauta


domingo, 10 de diciembre de 2017

CRONOLOGÍA DE LA BOTÁNICA ESPAÑOLA

Siglo I. El gaditano Columela, hacia el año 42, escribió De Re rustica (12 libros), al que siguió De Re arboribum. Trajo olmos italianos (Ulmus minor) a Hispania para las vides béticas.

627-630. San Isidoro de Sevilla (nacido en Cartagena) redacta sus Etimologiae, donde describe muchas plantas y los conocimientos agrícolas y médicos sobre ellas.

Siglos X-XII. Numerosos sabios andalusíes, musulmanes o judíos, escriben sobre fitoterapia o agranomía.

Siglo XVI. El médico del emperador Carlos I, el segoviano de origen judío, Andrés Laguna, tradujo del griego y comentó el Dioscórides en 1555. Otro médico y botánico muy importante fue el también cristiano nuevo (y judío en secreto) Garcia de Orta(1500-1568), nacido en el pueblecito alentejano de Castelo de Vide, junto a la frontera española, ya que su familia procedía de Valencia de Alcántara, y muerto en Goa. Escribió Colóquios dos simples e drogas he cousas medicinais da Índia e assi dalgũas frutas achadas nella onde se tratam algũas cousas tocantes a medicina, pratica, e outras cousas boas pera saber.
 En 1568, otro médico y botánico de origen judío, Cristóbal d´Acosta, plagió la obra del anterior, pero al escribirla en castellano, tuvo mayor difusión que la del portugués. La tituló: Tractado de las drogas y medicinas de las Indias orientales.
 De la edición de Burgos de 1578.

El sevillano Nicolás Monardes, que mantuvo un jardín botánico en su ciudad,  escribió Historia medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales. Su traducción al latín la llevó a cabo el flamenco Carolus Clusius, nacido en Arrás (hoy en el norte de Francia, en la época en Flandes). Éste realizó un viaje por Portugal entre 1564-1565, fruto del cual escribió en 1578 un libro en latín (Rariorum aliquot stirpium per Hispanias observatarum historia), donde describía muchas especies nuevas peninsulares (la primera Flora ibérica), en la que Linneo se basó en lo referente a la flora hispánica en su Species Plantarum (1753). Clusio se relacionó con lo mejor de la botánica española de la época, como Benito Arias Montano, de quien nos dice el catedrático de Botánica en la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla en los años 80, el doctor Benito Valdés, en Los jardines botánicos de Sevilla, que "mantuvo en las afueras de la ciudad, en una finca llamada Campo de Flores un jardín botánico, donde según el botánico decimonónico Colmeiro (ver más abajo) se ocuparía del estudio de las plantas y donde redactaría su Naturae Historia, en que expone una curiosa clasificación de las plantas, basada en las indicaciones de la Biblia"; este jardín fue visitado por Clusio, el cual también mantuvo una relación epistolar con Simón de Tovar, médico y astrónomo sevillano que tenía otro jardín botánico en la ciudad, en el que cultivaba numerosas plantas americanas,entre ellas el nardo, siendo él quien lo introdujo en Europa. Felipe II mandó que se mantuviera tras su muerte. Sin embargo, acabó desapareciendo. Clusio también se relacionó con los botánicos sevillanos Juan de Castañeda, médico del Hospital de los Flamencos, y con el catedrático de Cosmografía en la Casa de la Contratación de Sevilla, Rodrigo Zamorano. El primero de estos dos amigos tuvo un jardín de plantas americanas que desapareció al desbordarse el Guadalquivir en 1604. El segundo, que también tenía un jardín botánico, mantenía "por simple curiosidad" plantas que venían de América, y que después remitía a Clusio.  

En la década de 1560, Felipe II creó el primer jardín botánico español, el Jardín de la Isla, dentro de los Jardines de Aranjuez.
En 1570, el comisionado Francisco Fernández de Toledo, inicia la primera expedición científica a Nueva España (México), al ser nombrado protomédico de las Indias por Felipe II. La expedición produjo abundante material botánico, que se guardó en El Escorial, perdiéndose la mayor parte un siglo después en un incendio.

Siglo XVII. El aragonés Bernardo de Cienfuegos, tras viajar mucho por España, escribió Historia de las plantas. Este monumental tratado botánico en 7 tomos nunca fue publicado, conservándose un manuscrito en la Biblioteca Nacional de España. En su honor el botánico valenciano Cavanilles creó el género Cienfuegosia, originario de Brasil, perteneciente a las Malváceas. Su amigo, el boticario real Diego de Cortavila, muy citado en la obra de Cienfuegos, tuvo un jardín botánico en Madrid con especies autóctonas.

En 1598 nace el primero de la saga de boticarios y botánicos catalanes Salvador, cuyo herbario se conserva en el Instituto de Investigaciones Botánicas de Barcelona, creado por Font Quer.

A finales del siglo XVII ya se conocía un tercio dela Flora Española: 2.200 especies de las aproximadamente 6.000 existentes.

Siglo XVIII. El botánico y médico catalán, nacido en Perpiñan, José Quer, dirigió el Jardín Botánico de Migas Calientes en Madrid desde su creación (1755) hasta su muerte (1764). En 1781 se trasladaría al Paseo del Prado, donde se ubica actualmente. En dicho jardín, Quer, junto a otro catalán, el boticario Juan Muniart dieron inicio en 1757 a la enseñanza de la Botánica en España. Ambos pertenecieron al Ejército español: Quer era cirujano militar y Muniart farmaceútico militar, como también lo fue el botánico catalán Pio Font Quer. Otro médico y botánico catalán, Miguel Barnades, médico de cámara de Carlos III, sucedió a Quer como profesor en el real jardín Botánico hasta su muerte (1771), quien adoptó el método linneano, mientras que sus antecesores (Quer y Muniert) eran tournefourtianos (seguidores del prelinneano francés Joseph Pitton de Tournefourt). Le sucedió en la cátedra de Botánica el toledano Casimiro Gómez Ortega. Otro discípulo de Barnades fue el gaditano José Celestino Mutis, famoso por su contribución a la flora colombiana, y el médico y botánico catalán Antonio Palau, que asoció los nombres comunes en castellano a los nombres científicos de las plantas de Linneo. Junto a su discípulo, el zaragozano Jordán de Asso, contribuyó a la Flora Aragonesa. El hijo de Miguel Barnades Mainader, Miguel Barnades Claris, también médico y botánico, fue segundo profesor del Real Jardín Botánico. El catalán Pedro Abat dirigió el Botánico de Sevilla. En 1787 se inicia la real expedición a Nueva España, por parte de los médicos y botánicos Martín Sesse y Lacasta (aragonés) y José Mariano Mociño (mexicano), que se prolongaría hasta 1803. Después trabajaron en el Jardín Botánico de Madrid tratando de poner orden en todos los herbarios y materiales recogidos y en preparar una Flora mexicana. Mocinño también escribió una Flora de Guatemala, que fue publicada por el CSIC en 1996.

Resultado de imagen de flora de mexico mociñoResultado de imagen de flora de guatemala mociño csic

Siglo XIX. A caballo entre el siglo XVIII y el XIX, econtramos al ilustre botánico valenciano Antonio José de Cavanilles.Tras doctorarse en teología y ordenarse sacerdote, se mudó a París, donde entró en contacto con el famoso Antoine-Laurent de Jussieu, perteneciente a una familia de famosos botánicos. Fue uno de los primeros botánicos españoles en utilizar la taxonomía linneana. Tras herborizar por media España, escribió una Flora Española: Icones et descriptiones plantarum quae aut sponte in Hispaniae crescunt, aut in hortis hospitantur. En 1801 sustituyó a Gómez Ortega en la dirección del Jardín Botánico de Madrid. Tras la Guerra de la Independencia, su discípulo, el médico zaragozano Mariano Lagasca, fue nombrado director de dicho Jardín. En honor de Cavanilles, Ruiz y Pavón, de la Expedición Botánica al Virreinato del Perú, nombraron al género Cavanillesia (Bombacáceas). Cavanilles, a su vez, les correspondió con el género Ruizia y Pavonia (Malváceas). Otro botánico importante entre ambos siglos fue el también valenciano Simón de Rojas Clemente. Fue director del Jardín de 1824 a 1827.

Siglo XX.

Directores sobresalientes del Real Jardín Botánico de Madrid:
1. José Quer (1755-1764). Médico catalán.
2. Miguel Barnades (1764- 1771). Médico catalán.
3. Casimiro Gómez Ortega (1771- 1801). Responsable de su mudanza al Prado. Médico y farmacéutico manchego.
4. Antonio José de Cavanilles (1801-1804). Teólogo valenciano.
5. Claudo Boutelou (1807-1814). Agrónomo y horticultor madrileño.
6. Mariano Lagasca (1814-1823 y 1834-39). Médico aragonés.
7. Simón de Rojas Clemente (1824-27). Filósofo valenciano.
8. Mariano de la Paz Graells (1837). Médico y entomólogo riojano.
9. Vicente Cutanda (1846-1851). Anatomo-fisiólogo vegetal madrileño.
11. Miguel Comeiro (1868-1901). Doctor en ciencias y en medicina gallego.
10. Santiago Castroviejo (1984-1994). Biólogo gallego.

Localización de los herbarios de los grandes botánicos españoles o extranjeros que herborizaron en España:

- De la familia Salvador: Instituto Botánico de Barcelona.
- De José Quer: Jardín Botánico de Ginebra.
- De Pehr Loefling (apóstol de Linneo en la Península Ibérica y Venezuela): paradero desconocido. 
- De Juan Muniart: quemado en un incendio.
- De Mariano Lagasca: perdido al huir de la represión absolutista.
- De Ruiz y Pavón y de Celestino Mutis: Real Jardín Botánico de Madrid, que contiene también otros herbarios americanos y filipinos.
- De Heinrich Moritz Willkomm: vendido a la Universidad de Coimbra.
- De Pedro Abat (Jardín Botánico de Sevilla del siglo XVIII): Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla.








lunes, 6 de noviembre de 2017

EL DIOSCÓRIDES

Dioscorides01.jpg Pedanio Diocórides (Πεδάνιος Διοσκουρίδης), Anazarbeo, pues era nativo de Anazarbus ( Ἀναζαρβός), en Cilicía (Κιλικία), en el sur de la actual Turquía (Anatolia), vivió en el siglo I D.C. , médico y botánico griego, autor de De materia médica (Περὶ ὕλης ἰατρικῆς, Peri Ylis Iatrikis), traducido al español como Acerca de la materia medicinal .

Probablemente fue a una escuela de la vecina Tarsus (Ταρσός) especialmente dedicada a la medicina, en la que enseñaba el médico  Laecanius Arius, al que después dedicó sus libros. Aunque él decía haber servido en el ejército romano, su farmacopea sólo hace referencia a plantas que se encuentran en el Mediteráneo oriental, por lo que tal vez nunca salió de dicha área.

ViennaDioscoridesAuthorPortrait.jpg Dioscórides recibiendo una raíz de mandrágora

En su magna obra, Dioscórides nos describe el uso de unas 600 plantas, pero al referirse a ellas por su nombre en griego  y apenas describirlas, se hace muy difícil su identificación. En toda la obra se hace sentir la influencia mágica de la medicina egipcia del templo de Imhotep, en Menfis. Durante el medievo, fue un bestseller, quizá superado sólo por la Biblia, con sus numerosas versiones en griego (original) y sus traducciones latina y árabe.

Tras el invento de la imprenta en 1450 en Maguncia (Renania-Palatinado) por Gutenberg, uno de los primeros manuscritos de los clásicos en ser impreso fue la "Materia Médica", que en adelante vamos a llamarla "el Dioscórides", siendo su versión impresa más antigua en latín, en 1478. La primera edición impresa en griego fue posterior, en 1499, publicada en Venecia.

Hubo diferentes impresiones y reimpresiones en las lenguas clásicas posteriormente en Venecia, Basilea, Colonia, París, Lyon o Francfort, hasta llegar a 1829-30 cuando se editó en latín y griego por Sprengel:
Portada dentro de la colección Portada

La primera edición del Dioscórides en lenguas modernas data de 1542, cuando Curtio Trojano la publicó en italiano en Venecia.

Sin embargo, fue Pietro Andrea Mattioli (Siena, 1500- Trento, 1577) quien se convirtió en el mejor intérprete italiano del Dioscórides, publicando su primera edición en 1543, y sucesivas ediciones en 1548 y 1549, esta última una versión aumentada. Sus comentarios o discursi fueron traducidos al latín en 1554. Contando las sucesivas ediciones, a lo largo del siglo XVI se publicaron unos 35.000 ejemplares, cifra asombrosa para la época.

 Resultado de imagen de mattioli materia medica  Resultado de imagen de mattioli pietro andreaResultado de imagen de mattioli materia medica

En la Pg. 148 de La Botánica y los Botánicos de la Penísula Hispano-lusitana, el botánico gallego Miguel Colmeiro y Penido (1816-1901) nos informa, según nos recuerda Pío Font Quer, en su Dioscórides renovado (1982, la 1ª edición es de 1962, dos años antes de su muerte), de que "la primera edición del Dioscórides publicada en España es la de Antonio de Nebrija (1441-1522) de 1518, que es una reimpresión de la que tradujo Jean Ruel, corregida y acompañada de un Lexicon con la correspondencia castellana de muchos nombres griegos y latinos de las plantas".

Font Quer continúa: "Pero aparte de ésta, y las de Juan Rodrigues (sic), más conocido por Amato Lusitano" (de origen marrano como Nebrija, pero a diferencia del español, que era católico, el portugués era judío) "tituladas Index Dioscoridis impresas en Anvers (sic)", o sea, en Amberes (Bélgica) "en 1536, y Enarrationes, aparecidas en Venecia en 1553; así como la Historia de las yeruas y plantas sacada de Dioscoride Anazarbeo y otros insignes autores , con los nombres griegos, latinos y españoles, de Juan Jarava, dadda a luz en Anvers en 1557; la traducción más importente del Dioscórides, por su perfección y por el número de ediciones, es la de Andrés de Laguna (1499-1560)." Hay que destacar que Laguna, como Nebrija, Lusitano, así como el botánico portugués del siglo XVI, García de Orta, venían de familias judías convertidas al catolicismo, siendo que los dos españoles llevaron una vida cristiana mientras que los dos portugueses siguieron practicando el judaísmo.

En un libro de 1955, escrito en francés, "La Materia Médica de Dioscórides", César Dubler nos proporciona una lista de ediciones del libro de Laguna:
Amberes, 1555. Primera edición.
Salamanca, 1563 a 1586 (4 ediciones).
Valencia, 1636 a 1695 (4 ediciones).
Madrid, 1733. Última edición, provista de una portada nueva en 1752.
La edición de Salamanca de 1570 le sirvió a Font Quer para redactar la historia de cada planta medicinal consignada en su "Dioscórides renovado". Esta edición, presente en la biblioteca del IBB (Instituto Botánico de Barcelona) creado por el propio Font Quer, procede de la Cartuja Scala-Coeli de Évora, cuyos primeros moradores procedían de la Scala-Dei, al pie del Montsant, en Tarragona.

Resultado de imagen de andres laguna DE MATERIA MEDICA

Al finalizar la obra de Laguna, él mismo advierte al lector de la dificultad de identificar las plantas del Dioscórides (este había descrito plantas del mediterráneo oriental), por lo cual añade entre 8 y 10 nombres variso de los "simples": griego, latino, arábigo, bárbaro (sic, ¿?) de los boticarios, castellano, catalán, portugués, italiano, francés y tudesco (alemán en italiano). Observése que entre todos estos idiomas no figura la lengua científica actual, el inglés, pues en el siglo XVI su importancia era muy secundaria. Para los nombres portugueses le ayudó el médico de la reina de Francia Luis Nuñez y Simón de Sousa.

Otra obra botánica muy consultada y citada por Pío Font y Quer es la del botánico español del siglo XVII, que comparte con el anterior apellido y orígenes catalanes, José Quer y Martínez, nacido en Perpiñán en 1695 (esta ciudad, capital del Rosellón, fue española hasta 1659, con la firma del Tratado delos Pirineos) y muerto en Madrid en 1764, donde había fundado en 1755 el Real Jardín Botánico de Madrid. La obra citada numerosas veces por Font Quer es: Flora  española o Historia de las plantas que se crían en España (1763).

José Quer y Martínez.jpg Estatua de José Quer en el Botánico de Madrid.

Resultado de imagen de josé quer




martes, 31 de octubre de 2017

IVANOVSKY, EL PADRE DE LA VIROLOGÍA

Dimitri Josefevich Ivanovsky ( Дми́трий Ио́сифович Ивано́вский), botánico y microbiólogo, nació en San Petersburgo en 1864 y murió en 1920 en Rostov sobre el Don (Oblast de Rostov, al este de Ucrania). Este biólogo ruso es uno de los padres de la Virología, ya que descubrió los virus en 1892, al descubrir el VMT (virus del mosaico del tabaco). Estudió en la Univesidad de San Petersburgo, con Andrei Sergeyevich Famintsyn ( Андрей Серге́евич Фаминцын), otro botánico ruso que fundó el Laboratorio de Anatomía y Fisiología Vegetal de la Academia de Ciencias, que fue el maestro no sólo de Ivanovsky, sino también de Alexander Theodorowicz Batalin (Алекса́ндр Фёдорович Бата́лин), que dirigió el Jardín Botánico Imperial de San Petersburgo, hoy perteneciente al Instituto Botánico Komarov (Ботанический институт им. В.Л.Комарова) de la Academia de Ciencias Rusa (Росси́йская акаде́мия нау́к (РАН) Rossíiskaya akadémiya naúk) nombrada en honor del botánico soviético Vladimir Leontyevich Komarov (RussianВлади́мир Лео́нтьевич Комаро́в).



Laboratorio del Jardín Botánico. Fuente: By Dolly442 - photographed by submitterPreviously published: unpublished, CC BY-SA 3.0, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=35632493

Ivanovsky descubrió en 1892 el primer "virus filtrable" (toxina, concluyó Ivanovsky, que resultó ser un microorganismo patógeno tan pequeño que era capaz de atravesar un filtro de porcelana que retenía las bacterias): el VMT, Virus del Mosaico del Tabaco, virus cilíndrico de ARN cuyo tamaño es 18 nm de diámetro por 300 nm (0,3 micrómetros), cuando el tamaño típico de una bacteria es de 1.000 nm (1 micrómetro). Este virus produce una manchas en las hojas de algunas Solanáceas como la planta de tabaco (Nicotiana tabacum) y en otras plantas, como las orquídeas:


Fuente: By Thomas Splettstoesser (www.scistyle.com) - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20350921

TobaccoMosaicVirus.jpg

Hoja de tabaco manchada por la infección por el VMT


Hojas de orquídeas infectadas por el VMT

¿Cómo llegó Ivanovsky a descubrir algo más pequeño que los gérmenes más pequeños conocidos a finales del siglo XIX (las bacterias)?
La historia comienza con Pasteur y sus estudios sobre la rabia: de acuerdo con su Teoría Germinal de la Enfermedad, la rabia debía estar producida por algún germen, pero no encontró ninguno. En su búsqueda utilizó un filtro, conocido hoy como elFiltro de Chamberland-Pasteur:

 Filtro a prueba de gérmenes, expuesto en el Museo de la Ciencia y la Industria de Chicago.

desarrollado en 1884 por Charles Chamberland, del laboratorio de Pasteur. Consistía en un conjunto de "velas" de porcelana sin esmaltar con tamaños de poro comprendidos entre 100 y 1.000 nm, que servía para retener bacterias y cualquier otra célula conocida en la época de una suspensión líquida. 

En 1886, el químico agrícola alemán Adolf Eduard Mayer publicó un trabajo hecho en Holanda en 1879 a petición de los agricultores locales, donde mostraba que la enfermedad del mosaico (llamada así por Mayer porque las manchas le dan un aspecto de mosaico a las hojas) del tabaco podía ser transmitido a otras plantas mediante la obtención de un extracto líquido, filtrado con papel de filtro desde un a planta infectada a las hojas de una planta saludable. Sin embargo, llegó a la conclusión errónea de que debía ser una enfermedad bacteriana, a pesar de que las buscó con un microscopio (óptico, pues el electrónico, que es con el que se ven los virus, aún no había sido inventado).

En 1892, Ivanovsky mejoró el filtro de Chamberland, pero seguía sin obtener gérmenes, pensando o que el filtro era defectuoso o que la capacidad patógena del líquido se debía a unas toxinas, ya que no concebía que hubiera gérmenes tan pequeños. 

En 1898, el holandés Martinus Beijerinck informó de experimentos similares con extractos filtrados libres de bacterias, pero hizo el salto conceptual de considerarlo como un contagium vivum fluidum” o fluido vivo contagioso. Estos agentes filtrables o virus , como los denominó Beijerinck, se creía que eran de naturaleza líquida, no conteniendo partículas.
El nombre "virus" significa veneno, toxina en latín. El VMT fue el primer virus en ser cristalizado en 1930, por el Nobel estadounidense Wendell Meredith Stanley, quien también mostró en 1935 que conservaba su capacidad infecciosa después de cristaliazado.