domingo, 15 de marzo de 2015

TELÓMEROS, TELOMERASAS E INMORTALIDAD


Los telómeros fueron descubiertos por el genetista neoyorquino Hermann Joseph Muller. Este científico, de ascendencia judeo-británica por parte materna y alemana por parte paterna, fue famoso por sus ideas izquierdistas, que le llevaron a trabajar en Moscú (pero tuvo que abandonar la URSS de Stalin por oponerse a la pseudogenética de Lysenko y por sus ideas eugenésicas) y en el bando republicano español durante la guerra civil, participando en los servicios médicos en Madrid, y en el plano científico por sus trabajos sobre la radiación y las mutaciones.
En 1937, tras dejar Madrid y París, se mudó a Edimburgo con 250 variedades de mosca del vinagre. En la ciudad escocesa observó en 1938 que en los extremos delos cromosomas dela mosca irradiados con rayos X, a diferencia del resto del cromosoma, no se producían mutaciones como deleciones o inversiones, gracias a una caperuza protectora, que él mismo llamó telómero, del griego telos (fin) y meros (parte).
Muller fue recompensado con el Nobel de Medicina en 1946 por sus estudios de las mutaciones inducidas por rayos X.
En 1940 Bárbara McClintock, Nobel de Medicina en 1983 por su descubrimiento de los elementos génicos transponibles o transposones, descubrió que la ruptura delos telómeros provocaba que los cromosomas se pegasen por sus extremos. Sin embargo, el daño en el telómero se podía reparar. Según sus conclusiones los telómeros jugaban un papel esencial en la integridad de los cromosomas.
La bioquímica australiana Elisabeth Blackburn y la bioquímica estadounidense Carol Greider descubrieron la telomerasa, por lo que ganaron el Nobel de Medicina en 2009, junto al biólogo molecular anglo-estadounidense Jack Szostack, quien también investigó esta enzima, la "enzima de la inmortalidad".
Lograron un modelo consistente del problema del fin de la terminación de la replicación en los cromosomas lineales. La telomerasa es una ribonucleoproteína que tiene actividad transcriptasa inversa, ya que tiene en su estructura la secuencia AAUCCC, que por medio dela actividad mencionada, es capaz de crear el fragmento TTAGGG perdido.
Como es frecuente no fueron recompensados con el Nobel todos los que lo merecían. El primero en identificar el problema del acortamiento del telómero fue el científico ruso Olovnikov en 1971, que también sugirió la existencia dela telomerasa, y predijo la existencia de una relación entre acortamiento de los telómeros y envejecimiento, así como la relación entre telómeros y cáncer. No le dieron el Nobel, pero en el mismo año que se lo dieron a los otros, la Academia de Ciencias Rusa le dio el Premio Demidov, uno de los más prestigiosos en el mundo científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario